Aquí empieza todo, con ilusión, muchos sueños y un proyecto.

Intentar vivir de ello es otro cantar, pero después de hacer el proyecto y el plan de viabilidad con Bilbao Ekintza todo parece factible.

Unas palabras del alcalde, foto, pintxo y ala venga, a cotizar!